MI PLANETA DE CHOCOLATE. MANUEL CORTÉS BLANCO


MI PLANETA DE CHOCOLATE. MANUEL CORTÉS BLANCO

En existencias
se puede enviar en de 3 a 5 días

15,00 / unidad(es)

unidad(es)

Miércoles, 26 de mayo de 1937. No hay frase del día. El buque Mexique, perteneciente a la Compañía Trasatlántica Francesa, se hace a la mar desde el puerto de Burdeos con 455 menores a bordo, rumbo al continente americano. Son niños españoles que huyen de los bombardeos, en busca de una paz que les acoja. De entre ellos, Benito Expósito Expósito. Ese pequeño abandonado a las puertas de un hospicio, que superó combates, la condición de refugiado, el exilio y mil vicisitudes amparado por una máxima: cuando debas elegir entre dos opciones, toma siempre la que tenga chocolate. Manuel Cortés Blanco vuelve a encandilarnos con una historia entrañable que apunta al corazón: Mi planeta de chocolate, con la que ha sido finalista del II Premio Internacional Vivendia de Relato. En palabras del Jurado, la obra aglutina “extraordinarias descripciones del alma infantil, la intrahistoria del pueblo o de la guerra, muerte y espíritus conturbados por la violencia del mundo. Todo a través de la vivencias de un huérfano, que podría ser cualquiera de nosotros o cualquiera de la generación de nuestros padres, y esa forma suya de ver la vida”. Desde ese estilo realista y directo, Manuel nos invita en sus renglones a muchos verbos: pensar, sentir, sonreír, reflexionar... A tantos, como cosas podrían reseñarse de este libro. No obstante, diremos sólo una, la más sincera: léanlo. Seguro que les sabe a chocolate.

A Manuel Cortés Blanco no le importa que le llamen cuentista, que a su condición de médico, psicólogo y escritor añadamos sin complejos esta última cualidad. Y así, aun cuando Mi planeta de chocolate no sea un libro de cuentos, forja en él una historia como homenaje a ese género literario. Pese a habérsele comparado con autores reconocidos a este respecto, Manuel cultiva un estilo propio cargado de atractivos: cercanía en las descripciones, su sencillez tan cuidada, esa ironía inteligente. Y quizá el más importante: su habilidad para convertir lo cotidiano en literatura. Con su primer libro "El amor azul marino" (Editorial Amares) obtuvo el Premio Literario Amares 2005. Es también autor de "Cartas para un país sin magia" (Ediciones Irreverentes).

200 páginas / ISBN: 978-84-96959-21-7

También recomendamos


Examine esta categoría: Narrativa contemporánea